Worldwide

¿Qué ofrecemos?

Ofrecemos un marco operativo para una experiencia de vida transformado-ra. Explorando y descubriendo el más fundamental de todos los interrogan-tes, "¿Quién soy yo?" desarrollamos un sentido de maestría personal que nos permite tomar la responsabilidad de crear nuestras propias vidas. 

Hacemos esto mediante cuatro áreas de estudio

El estudio del conocimiento espiritual

  • Las verdades universales, en relación con la naturaleza del alma, Dios y el impacto de una relación cercana entre los dos, crean un contexto para nuestro esfuerzo espiritual. Este entendimiento nos ayuda a  dominar el flujo constante de experiencias que llamamos vida.

La práctica de la meditación Raja Yoga

  • Un proceso paso a paso nos ayuda a concentrarnos en nuestra fuerza y potencial interno y profundo, que luego comienza a florecer y a expandirse. Al pensar menos y en una forma más poderosa, comenzamos a sentir nuestra propia grandeza.
  • En esta meditación vemos cómo el silencio es una verdadera puerta al contentamiento. El silencio nos lleva a un mundo de quietud, es como presionar temporalmente el botón de pausa en la película de la vida.
  • Nos ayuda a controlar el tiempo. Mientras más tiempo doy al silencio, más tiempo me dará el silencio.

La asimilación consciente de las virtudes

  • Por medio de esto aprendemos que la verdadera espiritualidad es ser capaces de practicar virtudes en circunstancias adversas. Esto mejora nuestro autorrespeto.
  • Aprendemos a dominar y entender la energía del amor; en el dar y no en el tomar.
  • Nos concentramos de forma natural en nuestras propias virtudes y en las de otros, en lugar de concentrarnos en los defectos. Las relaciones se sanan.

Servir a otros espiritualmente

  • La consecuencia natural de entender las verdades espirituales, practi-cando la meditación Raja Yoga e integrando virtudes, es el deseo de servir a otros. Servir es nuestra vocación más elevada, que nos llena con un nuevo sentido de propósito.
  • Servicio espiritual es ayudar a mantenerse sobre sus pies y a tomar sus propias decisiones. Se trata de empoderar a otros, de manera que ellos también vean el amor, la paz y la felicidad como verdaderos tesoros en la creación de su mundo interno y externo.