Skip to navigation | Skip to content
Servicio en centros penitenciarios

Servicio en centros penitenciarios

«No se puede erradicar la divinidad que un ser humano lleva dentro. Es posible que esté distorsionada, desfigurada o disfrazada, pero está ahí. El papel de aquellos que poseen una dimensión espiritual consiste en intentar crear un espacio lleno de santidad, dignidad, compasión y perdón, donde todo lo divino de una persona tenga un lugar para aflorar.»
(Alan Ogier, director de prisiones de la Iglesia Libre y Metodista, Reino Unido).

Actualmente Brahma Kumaris trabaja en centros penitenciarios indistintamente con el personal y con los/las internos/as.

Servicio al personal

Brahma Kumaris reconoce y valora la contribución que las personas que trabajan en el ámbito de la delincuencia aportan a la sociedad, a menudo en circunstancias muy difíciles, y les ofrece apoyo de muchas maneras. Se puede participar en seminarios, talleres y cursos basados en valores sobre temas como el control de la ira y el estrés, vivir de forma positiva, autogestión y liderazgo y la meditación.

Servicio a los/las internos/as

La parte más importante del trabajo llevado a cabo por Brahma Kumaris en centros penitenciarios se ha centrado en los/las internos/as. Se ha constatado que responden bien a los cursos prácticos sobre pensamiento positivo, meditación y autoestima, mediante los cuales pueden volver a evaluar su planteamiento de la vida y emprender cambios significativos y útiles. Estos cursos complementan los servicios de que se dispone actualmente.

Las actividades de formación están respaldadas por diversos libros y cintas, a muchos de los cuales se puede acceder, en las bibliotecas penitenciarias de algunos países.

«Antes de conocer la meditación, me sentía abatido y confundido. Las enseñanzas de BK hicieron que mirara a mi alrededor. Ahora soy más consciente de ser un hijo de Dios, el Alma Suprema. Estoy más desapegado de todo lo que veo y, sin embargo, siento un amor tan profundo que cada momento parece emanar vida a partir de la meditación y eso hace que solamente vea las cosas buenas de cada momento.»
(Julian, practicante de la meditación Raja Yoga desde hace 17 años, recientemente puesto en libertad condicional después de 27 años interno en una cárcel de Florida).

Por todo el mundo

En algunos países, por ejemplo, Brasil, Dinamarca, la India y el Reino Unido, se han llevado a cabo cursos de meditación desde principios de los años 90. En otros países como Islandia, Sudáfrica, España y Surinam se han iniciado cursos a lo largo del último año.

En Australia, durante 16 años, hasta finales de 2004, se ofreció con regularidad el Curso de Introducción a la Meditación en los centros correccionales de Long Bay de Sydney y de Silverwater.

En las Islas Mauricio, se ha añadido el curso de Pensamiento Positivo al programa formativo de la Escuela de Formación de los Funcionarios de Prisiones.

En Polonia, los programas residenciales de formación para el personal dieron comienzo en el año 2004.

En Tailandia, el personal y los detenidos en un total de 76 prisiones locales y provinciales ofrecen formación en la práctica de la meditación y acogen un amplio abanico de programas de BK. Durante los últimos tres años, todo el sistema correccional del país, representado por 160.000 detenidos, ha colaborado con Brahma Kumaris en la organización de programas dirigidos a conmemorar oficialmente el Día Internacional de la Paz de las Naciones Unidas.

En el Reino Unido, un grupo de trabajo formado por personal dedicado al control de la delincuencia, miembros de organizaciones voluntarias y profesores de Brahma Kumaris organizan seminarios y talleres (algunos de ellos residenciales). Más de setecientas personas que han trabajado con delincuentes han podido beneficiarse de estos seminarios desde que empezaron en 1994.

Visita el sitio web http://www.bkwsu.org.uk/spiritualityinprison/

Print this page