Skip to navigation | Skip to content

Dadi en el Parlamento de las Religiones del Mundo

El 9 de diciembre de 2009, Dadi Janki, Directora de Brahma Kumaris en su discurso en el Parlamento de las Religiones del Mundo en Melbourne, se dirigió a la sesión plenaria de clausura, junto con el Dalai Lama y otros líderes religiosos. Compartió el siguiente mensaje en la reunión de 4.000 personas:



“Om shanti - un saludo de paz para mis hermanos y hermanas. Yo, el alma, soy hijo del Padre Supremo, el Alma Suprema, el Océano de la Paz. Es tiempo de considerar que el drama de la vida está llegando a su fin, y que es hora de volver al hogar. Cada fe y cada tradición espiritual se ha esforzado por conseguir la paz en la Tierra, y ahora es el momento en que la Divinidad misma, el Eliminador del Sufrimiento y el Donador de Paz, nos da el siguiente mensaje: es hora de volver al hogar.

"La esperanza de Dios en la humanidad es que todas y cada alma experimenten la verdad, el amor y la misericordia, y que compartan esa vibración con el resto del mundo. Para ello, se requiere la práctica de realizar acciones elevadas, de experimentar el poder de Dios. Para tomar poder de Dios, necesitamos una relación con él. Tomar la luz y el poder de Dios es tomar nuestra herencia de lo Divino, es tomar nuestra herencia de felicidad, dicha, paz y amor. Esto no es sólo para uno mismo, sino también para donar a los demás. Dios es nuestra Madre, Padre, Maestro, Amigo y Gurú. Con un compañero así, no hay necesidad de preocuparse. Me mantengo a salvo de la preocupación y también me aseguro que otros estén libres de preocupaciones y tengan la experiencia de paz. Om Shanti".

WPR La magnética presencia espiritual de Dadi Janki, principal líder espiritual mujer, fue significativa en el Parlamento. A medida que se movía alrededor del Parlamento, los monjes budistas, rabinos y sacerdotes abrieron sus corazones a ella. Además de sus propias presentaciones y clases magistrales, Dadi fue invitada a ser una oradora de honor por varias comunidades de fe, que desearon escuchar su sabiduría. Hubo muchos testimonios de personas que fueron conmovidas y tocadas por la paz que pudieron experimentar en su presencia.


Print this page